Gazpacho Andaluz

3,00

Sopa fría con aceite de oliva, vinagre, agua, pan, hortalizas crudas, generalmente tomates, pepinos, pimientos, cebollas y ajo.

En su origen, el gazpacho no llevaba verduras de ningún tipo, sino que se componía simplemente de pan remojado en agua, aceite y vinagre, al que a veces se añadía ajo o almendras. Este tipo de gazpacho se consumía ya durante el siglo VIII en la España del Al-Ándalus.

Sin embargo, la referencia más concreta de lo que hoy es el actual gazpacho andaluz nos remite como muy atrás, al siglo XVI, cuando el tomate, y el pimiento, dos de los ingredientes fundamentales del gazpacho, llegaron de América. Antes de que conociéramos todas las bondades del gazpacho andaluz, los sabios se maravillaban de que el gazpacho, que por entonces constituya la dieta básica y casi exclusiva de los campesinos andaluces, pudieran servir de soporte suficiente para aquellas largas horas de trabajo al sol.

En el siglo XIX el plato empezó a popularizarse también entre la clase burguesa, que le aportó la costumbre de servirlo con pequeños trozos de hortalizas o “tropezones”.

Loading…
Loading…
Utilizamos cookies y otras tecnologías para poder mejorar su experiencia en nuestra web. Si aceptas o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso y su tratamiento de datos. Por otro lado, dado que los servicios del restauranteomega.es incluyen algunas bebidas alcohólicas, la venta de estas, solo están permitidas a mayores de edad. Por favor, si eres menor y vas a realizar un pedido de bebida alcohólica, abandona inmediatamente la web o tu pedido será rechazado.    Ver Política de cookies